Tecnologia

El mejor jugador de Pokémon Go del mundo se va de caza por Valladolid


Hubo una época en la que los niños volvieron a jugar en la calle. Fue como una explosión. De un día para otro se dejó de usar el teléfono móvil dentro de casa para hacerlo fuera. Había niños pequeños, claro. Pero ese crío que volvió a jugar en la calle era el niño interior que todos los jugadores de Pokémon Go tenían atrapado y que se apoderó de millones de adultos en todo el mundo. Pasó también en Valladolid, durante el verano de 2016. Desde entonces, grupos de entrenadores Pokémon se echaron a la calle para cazar. Primero, a los 151 originales, si bien las diversas actualizaciones han ampliado el número hasta los 824 actuales. Con el tiempo parece que la fiebre de aquellos meses se perdió.

Pero nada más lejos de la realidad.

Porque todavía hay personas de las que se apodera su niño interior y que cada semana se echan a la calle con su móvil y su batería portátil para convertirse en entrenador. Y este sábado, como ocurría hace ocho años, salieron e invadieron el Campo Grande. Son los miembros de la asociación VallaGOlid!, formada por más de cien personas y que durante el sábado vivieron una jornada de caza especial acompañados de uno de los mejores jugadores de Pokémon Go del mundo, Brandon Tan o BrandonTan91, como se le conoce en YouTube, donde reúne a más de 700.000 seguidores. «Viajo por todo el mundo para acudir a los eventos del juego y para conocer a las comunidades que hay en cada ciudad. En España he estado más veces, pero es la primera vez que vengo a Valladolid», explicaba el jugador, originario de Singapur. Brandon Tan está inmerso en una gira por España después de que la semana pasada acudiera a Madrid para uno de los eventos internacionales, el Pokémon Go Fest 2024, donde se dieron cita en torno a 200.000 asistentes.

Pues sí, la llama de Pokémon Go se mantiene viva. «Este lunes cojo un avión hasta Washington, luego voy a Nueva York a conocer a otro grupo de jugadores y paso dos meses entre Estados Unidos y Canadá. Hasta final de año no volveré a casa», añade. De sus viajes dan fe los parches y pines que acumula en su mochila. El más nuevo, el de la capital madrileña, que se junta con otros de Londres o Sendai. «Los diseño yo cuando viajo a los diferentes lugares en los que se organizan los eventos masivos». Y si está en la capital vallisoletana es gracias a VallaGOlid!, que contactó hace unos meses con él para que se acercara este fin de semana, que coincide con uno de los días de la comunidad del juego y donde un Pokémon –a priori alguno que aparece poco es el protagonista. Esta vez, le ha tocado el turno a Cyndaquil. Desde las 14:00 y hasta las 17:00 horas de este sábado, era más fácil de capturar y de encontrarlo en el juego.


Diferentes momentos de la quedada en la plaza Zorrilla de Valladolid.


Rodrigo Jiménez

«Lo que une al grupo es el sentimiento de comunidad. Nació en Telegram hace algo más de un año y ya somos más de cien personas que cada semana quedamos al menos dos días para salir a la calle a cazar Pokémon», explica Domingo Baeza, vallisoletano afincado en Madrid que juega desde 2020. «Empecé a jugar desde el principio, pero de primeras no me gustó mucho. Lo retomé después y ahora mira». Junto a él se han unido una treintena de miembros de la asociación. Cada semana hacen quedadas los martes y los miércoles, una de ellas para hacer incursiones. Si alguna vez se encuentra con un grupo de personas paradas que giran el dedo en la pantalla del móvil es probable que estén cazando un Pokémon legendario.

La quedada de los miembros de la asociación con Brandon Tan no solo se centra en la caza, ya que este domingo también tienen organizadas actividades por la ciudad. «Sé que vamos a hacer turismo, pero todavía no sé muy bien. Yo me dejo guiar por ellos», explica el youtuber. Y el tiempo apremia. Foto de grupo –uno, dos, tres… ¡Pidgey!– y a las dos en punto, todos con el móvil de la mano y comienza la caza. Para hacer la jornada más amena, también se han preparado juegos con premios para el que más Pokémon cace, el que lo obtenga de más nivel o el que atrape más variocolor. Y así se han encaminado estos entrenadores hacia el Campo Grande, esos adultos que después de tantos años todavía quieren ser el mejor que habrá jamás.



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button