Tecnologia

La IA podría cambiar las películas cada vez que las veas para que sean siempre distintas


La inteligencia artificial ya se está usando de muchas maneras, pero hay una nueva idea que ya se está explorando y que, en el futuro, quién sabe si pueda llegar a convertirse en un estándar. Se trata de la creación de películas generativas, producciones en las que la IA se ocupará de cambiar el desarrollo de la cinta cada vez que la veas para que nunca sea la misma. Ya se ha creado la primera, ¿pero es una posibilidad real o una locura de la era de la IA?

Imagina que estás viendo la última de los Vengadores y que, quien sujeta el guantelete del infinito al final del clímax en la batalla contra Thanos cambia cada vez que veas la película. O quizá la historia cambie tanto que Thanos no sea siempre el villano. Ese tipo de modificación de la película es lo que plantea el uso de la IA generativa.

Eno es el primer experimento

La técnica cinematográfica de la IA generativa tiene una primera demostración en la forma de Eno, un documental generativo que quiere hacer historia profundizando en la historia y en la carrera del artista musical Brian Eno. Dicen sus responsables que nadie, absolutamente nadie, conseguirá ver la misma versión de Eno por mucho que lo intenten. La única manera de que eso ocurra será si estás viendo el documental junto a otra persona en la misma habitación.

Y para que quede constancia de esa imposibilidad de repetir visionado, dicen que tiene 52 quintillones de variaciones, por lo que debería producirse un milagro para que te encuentres dos veces con la misma. La IA será la que se ocupe de variar el desarrollo del documental y de hacer que siempre te encuentres con una nueva obra, aunque es obvio que todo tiene limitaciones.

¿Podría tener aplicación en Hollywood?

Podemos estar de acuerdo en que este tipo de idea resulta interesante para un proyecto como un documental. Las reglas son distintas a las que tienen las películas y lo que se ha hecho con Eno, por lo que dice la crítica, ha dado un buen resultado. Se define como la película que, cada vez que se termina, se vuelve a reescribir para que el siguiente visionado sea distinto. Es como si la película estuviera viva y no quisiera que los espectadores se quedasen con la sensación de que, en un segundo visionado, no fueran a encontrarse con algo nuevo.

Pero es obvio que esta idea y concepto puede encajar en un documental, aunque no en una película. Antes mencionábamos el ejemplo de los Vengadores. Imagina la locura que sería que algo así pudiera pasar con una película de Marvel. Primero, parece totalmente inviable a nivel técnico, sobre todo por el trabajo que tienen que hacer los actores. ¿En animación? Suena más posible, aunque seguiría siendo un concepto que, posiblemente, se quede limitado a la curiosidad.

Documental Eno producido con IA generativa

Recordemos el éxito que tuvo Black Mirror: Bandersnatch, que no era lo mismo, pero sí que tiene ciertas similitudes. En esta película el espectador podía tomar decisiones con el mando y así cambiar el desarrollo. Tuvo mucho éxito en Netflix, pero al final se confirmó que era, simplemente, una curiosidad a la que la plataforma no ha querido dar continuidad. Lo más probable es que ya sea que hablemos de cine, de series o de cualquier otro tipo de producto que necesite un guion sólido, vayamos a encontrarnos con pocas iniciativas con IA.

Y no es algo necesariamente negativo, ya que aunque la idea resulta curiosa, no es tan apetecible como podríamos imaginar. Quizá en un futuro muy lejano sí pueda ocurrir, cuando la IA de verdad sea capaz de crear nuevas escenas con variantes de las que hayan grabado los actores. ¿Te imaginas distintas versiones de Harry Potter entre las que puedas elegir para que el mago sea elegido por tu casa preferida? Sería curioso, pero la IA tendría mucho trabajo y ajustes que hacer para que la película tuviera sentido.



Source link

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button