La tecnología de radiofísica y protección radiologíológica ya está instalada en el nuevo hospital

El director gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Alberto Jara, ha visitado este viernes el servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del nuevo Hospital Universitario. Jara ha confirmado que, en cuanto se abra el hospital «los pacientes podrán disponer de este servicio».

Según Jara, a falta de la instalación de alguna máquina, el equipamiento al completo de esta área ya está recepcionado y los permisos pertinentes ya están en regla. Concretamente, se trata de un PET y una gammacámara que ya está recepcionada para el servicio de Medicina Nuclear. La anterior se averió en julio de 2023, por lo que los pacientes se derivaron a Ciudad Real.

Con la dotación de los servicios de Radiofísica y Protección Radiológica en este hospital, las cinco provincias de la Comunidad Autónoma ya cuentan con estas prestaciones, unidas a los servicios de Oncología Radioterápica y Medicina Nuclear. Las últimas provincias han sido Cuenca y Guadalajara, que licitaron estos servicios en septiembre de 2023.

La instalación de estos equipos se hace tras la autorización en julio de 2023 por parte del Consejo de Seguridad Nuclear, ya que estas instalaciones deben disponer de la correspondiente notificación de puesta en marcha de acuerdo con el Reglamente sobre instalaciones nucleares y radiactivas. Además, tal y como ha recordado Jara, «cuando hay tres servicios de este tipo, debe haber uno de radiofísica para velar por el buen funcionamiento del resto».

Estos servicios también incluyen radiación ionizante, así como radiografías, tomografías computarizadas, radioterapia, medicina nuclear, etcétera; las funciones y responsabilidades de los radiofísicos son claves.

El director gerente del Sescam destacado la importancia de estos servicios «fundamentales e indispensables para que la radiación se utilice de manera segura y efectiva, con el mayor beneficio para los pacientes y la mínima exposición de los profesionales».

Jara ha explicado que «la realidad técnica y científica, con nuevas posibilidades diagnósticas y terapéuticas; y la transformación demográfica, con una clara tendencia al envejecimiento, que condiciona la casuística en patología oncológica, neurológica y cardiaca, hacía necesario el incremento de la oferta sanitaria en Medicina Nuclear, Oncología Radioterápica y Radiodiagnóstico».

Durante el recorrido por el nuevo hospital ha visitado la sala específica para hemodinámica cardiaca, que ya está instalada y cuyo aparataje será objeto de control y seguimiento por parte de Radiofísica.

Sala de Hemodinámica cardiaca.

Asimismo, ha conocido parte de los equipos de los que dispondrá este servicio para realizar su trabajo, entre los que se encuentran monitores de radiación, dosímetros, maniquíes para verificación y control de calidad, sistemas de planificación y cálculo, sistemas analizadores de haces 3D automáticos o software de cálculo y verificación de dosis, entre otros.

Jara ha estado acompañado por la coordinadora de la Red de Expertos y Profesionales de Radiofísica y Protección Radiológica, la doctora Marisa Chapel; el equipo directivo de la Gerencia del Área Integrada de Cuenca; el delegado provincial de Sanidad, José María Pastor; y el facultativo responsable de Radiofísica en Cuenca, el doctor Juan Diego Palma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *