El fin del ADSL se acerca a medida que pasan los días. El próximo 19 de abril concluirá un proceso de varios años en el que Telefónica ha ido retirando las centrales de cobre al mismo tiempo que la expansión de la fibra hasta el hogar (FTTH) se abría camino como servicio dominante en lo que a conectividad a Internet se refiere.

Con todo, la desaparición de los cientos de miles de líneas todavía operativas en España no tiene por qué traducirse en la pérdida de acceso a la red por parte de millones de seguidores. De hecho, fuentes de Telefónica aseguran que no dejarán a nadie sin servicio el 19 de abril. Con todo, en lugar de la fibra también hay otras tres alternativas (sin contar la FTTH) que los operadores incluyen dentro de su oferta de tarifas. Las ondas satelitales y de radio son buenas opciones, así como lo es también la tecnología móvil del 4G y 5G.

Alternativas al ADSL y la fibra

La conexión vía satélite llega a España de la mano de la empresa nacional Hispasat, encargada de dar servicio de Internet a zonas rurales y de peor acceso. Su precio es de 35 euros al mes por una velocidad de descarga de 100 Mbps. Asimismo, tal como establece el programa UNICO Demanda Rural, que vela por la conectividad a un precio razonable hasta finales de 2027, los usuarios de esta tecnología no pagarán alta ni instalación, ya que las ayudas para estos servicios ascienden hasta los 600 euros.

Así pues, aquellos usuarios interesados en contratar conexión a Internet por satélite solamente deben solicitarlo a la operadora de telefonía que preste servicio en el territorio y que esté adherida al programa.

La segunda de las opciones es, quizás, también la menos conocida de todas. Se trata de la tecnología WiMAX, un método de transmisión a través de ondas de radio. De nuevo, es idónea para que aquellos hogares en entornos rurales tengan acceso a Internet sin necesidad de emplear cables para ello. El funcionamiento es de los más sencillo: “El repetidor de la empresa contratada emite unas señales que llegan a la antena instalada en la casa”, recoge la OCU.

Antes, requerirá contactar con un proveedor compatible con la emisión de estas señales y que cuente con un repetidor habitado en la zona que nos interese. También en este servicio la instalación será gratuita, aunque desde la citada organización destacan que tiene la desventaja de que “necesita un contacto directo con el repetidor”, orientando la antena al sitio desde donde se está enviando la conexión y evitando los obstáculos que puedan interferir en su propagación.

La última de las alternativas pasa por limitar la conectividad a Internet a la tecnología 4G y 5G de los teléfonos móviles. Consiste en un servicio de mayor latencia que por satélite (aunque menos estable que la fibra), y que normalmente funciona mejor que esta tecnología o la de las ondas de radio (Wimax). Además de proporcionar movilidad al usuario, no requiere instalación, lo cual la convierte en una opción especialmente recomendable en aquellas localizaciones donde no llega la fibra.

Para trasladar este servicio fuera del móvil, basta con contratarlo y, una vez hecho, introducir la tarjeta SIM en el dispositivo router. Es importante ubicar este dispositivo en una ubicación con cobertura móvil. Des de la OCU advierten: “Las tarifas de datos móviles ilimitados no están pensadas como alternativa a la fibra o ADSL, por lo que los operadores ofrecen tarifas específicas que permiten conectarse a internet junto a un router wifi que utiliza una SIM 4G o 5G”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *