Cristina Garmendia: “La tecnología elimina tareas, pero no empleo si se invierte en formación”

Cristina Garmendia (Donosti, 1962) fue ministra de Ciencia e Innovación entre 2008 y 2011. Su nombre suena para situarse al frente de Mediaset (es consejera), cuestión sobre la que no se pronuncia mientras reafirma su compromiso con la Fundación Cotec que preside.

¿En qué medida la tecnología influye en que la renta canaria se haya separado 20 puntos de la media española en 20 años?

Cada vez el pasado es menos importante para proyectar el futuro. Lo esencial es conocer el presente y entender cuáles son las capacidades actuales de un territorio y potenciar sus oportunidades.

¿De qué modo?

Ahora solo es posible dando un gran impulso a la colaboración público-privada, el desafío tiene que ser compartido. Estamos inmersos en un contexto muy complejo, en un mundo de cambio permanente en el que la regulación y las políticas de acompañamiento, de promoción económica, tienen que adaptarse continuamente. Volviendo a la cuestión inicial, claro que la tecnología es clave para la competitividad. Por eso hay que entender su impacto y corregir las brechas con políticas. Lo hemos visto muy bien en pandemia

¿A qué se refiere?

A quienes pudieron tener las vacunas en primer lugar, que fueron quienes las produjeron. Afortunadamente ha habido un acceso casi universal, pero el orden de aplicación revela que los primeros fueron quienes tienen capacidad de innovar. Por eso advierto, y lo hace la Unión Europea, de la necesidad de estar atentos a las nuevas corrientes tecnológicas. No pensemos que lo que se idea en otro lugar no va a repercutirnos. 

“Crecer solo es posible dando un gran impulso a la colaboración público-privada, el desafío tiene que ser compartido”

Estar conectados.

Es muy difícil sobrevivir si uno es muy pequeño. Dentro de este panorama, yo creo que hay una gran oportunidad que tiene que ver con las personas. Vivimos con mucha inquietud el pensar que la tecnología va a eliminar los empleos y no es así. Elimina ciertas tareas, pero no los empleos, que no desaparecen si se reconvierten. Y para eso necesitamos invertir de forma urgente e importante en formación. 

¿De qué manera determina el tamaño de las empresas la inversión en I+D+i?

Es verdad que es casi impensable que haya microempresas invirtiendo en I+D, y seguramente no tendría sentido. Pero para un territorio como Canarias, lo más relevante son otros activos intangibles. Hay magníficos ejemplos de empresas de aquí que han tenido la visión de invertir en mejora de procesos, en nuevas colaboraciones, seguramente en reputación de sus marcas e ir incorporando ese talento que no solamente es tecnológico y que hay que fomentar a través de la reeducación. Ahí hay que insistir porque hay un gran potencial.

Daba usted hace unos meses un dato: ocho de cada diez españoles piensan que la inversión en I+D es escasa. Si me permite la chanza, ¿quiénes son los otros dos?

(Risas) Las empresas grandes invierten más en I+D, ¿pero son grandes porque invierten más en I+D, o invierten más en I+D porque son grandes? Es el círculo virtuoso en el que hay que jugar y la inversión crece, que es muy positivo. El dato preocupante, en general de España, es que la cifra total se alcanza con menos empresas que en el pasado. Es decir, hay pequeñas y medianas empresas que, o bien están cerrando, o bien están dejando de invertir en I+D, lo que compromete su futuro. De todos modos, ahora todo es mucho más complejo que una cifra. Por eso en Cotec nos comprometemos a territorializar los datos, porque cada lugar tiene sus propios desafíos y oportunidades.

“El contexto geopolítico incide en estos momentos de una manera notable en la competitividad”

¿Habla solo de España?

No. Miremos a Alemania, un país que invierte mucho en I+D, pero ha venido un compromiso medioambiental que no estaba previsto y la industria automovilística alemana, por ejemplo, se ha tenido que reconvertir. También por las dependencias energéticas, que también importan. El contexto geopolítico incide en estos momentos de una manera muy notable en la competitividad. Habrá cuestiones para el debate, pero el desafío obliga a los sectores público y privado a establecer unos consensos fundamentales.

¿Innovar con el foco puesto en lo que se sabe hacer, turismo o puertos en el caso canario, o abanico abierto al máximo para no perder oportunidades?

El foco es un elemento fundamental para construir un sistema. Y cuando hablamos de economías, como puede ser la azul, donde sin duda Canarias tiene una gran capacidad de liderar, hay que poner foco para llegar a ser un referente. No quiere decir que el foco tenga que ser único, pero la especialización en I+D es absolutamente fundamental, porque la masa crítica define mucho la capacidad de un territorio en un ámbito específico. 

¿Para atraer inversiones?

Desde luego si alguien quiere invertir en un sector que es puntero aquí, vendrá. Eso no impide que fragüen historias que parten de una voluntad determinada. Puede ser porque el empresario tiene conexión con Canarias, porque les gusta vivir aquí… Ahí importan el marco fiscal, la regulación, la facilidad para hacer negocios, o sea, muchos otros aspectos. A estas personas protagonistas de un aterrizaje que puede ser núcleo de un nuevo sector o de un nuevo sistema, hay que prestarles atención. Creo que en muchos de los territorios de España, como por ejemplo el País Vasco, esto funciona bien, porque las administraciones se sitúan muy cerca de los empresarios que tienen ganas de invertir en el territorio. 

“La especialización es fundamental en I+D; la masa crítica define las capacidades de un territorio”

¿Qué ocurre con la financiación? ¿Es el mercado de capitales el adecuado al que recurrir?

Claro que es el adecuado, pero no funciona adecuadamente. El mercado de capitales es un eslabón que en España no funciona con la potencia que requiere el crecimiento empresarial. La consecuencia, me refiero especialmente a las empresas de base tecnológica, es la deslocalización y la cotización en otros mercados de Europa. Cuando ya las compañías adquieren determinado tamaño, diría alrededor de los 500 millones de euros, el salto se produce al Nasdaq. Es una disfunción que tienen Europa, en general, y España, en particular. Hay mucha dificultad regulatoria en Europa comparado con Estados Unidos. No digo con esto que no deba existir regulación, es fundamental. De hecho, la infrarregulación bancaria en Estados Unidos nos ha llevado a muchos problemas con algunos bancos que todos conocemos. La regulación es necesaria, pero la sobrerregulación es una gran dificultad en Europa.

¿Cómo se fomenta y se retiene el talento cuando no se está en primera división?

Ningún territorio puede competir sin tener una cantera de talento bien dimensionada en todas sus acepciones. No solo el talento tecnológico, que también, hay grandes planes que tienen muchísimo impacto para identificar talento que en algunas ocasiones está oculto porque no ha tenido la oportunidad de hacerse presente. Entender el mapa del talento en Canarias es fundamental. En cuanto a retenerlo, el talento tiene que moverse y salir para enriquecerse. Si no sale, se empobrece. 

¿La veremos como presidenta de Mediaset?

Tengo un gran compromiso con la Fundación Cotec. Además, dentro del resto de proyectos en los que participo soy consejera de Mediaset. Y esa es mi función con Mediaset en estos momentos.

Suscríbete para seguir leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *