¿Se ha estrellado una pieza de la Estación Espacial Internacional contra una casa en Florida?

El hijo de Alejandro Otero, un vecino de la ciudad floridana de Naples, estaba en casa cuando un fuerte estruendo le sobresaltó.

Al ir a ver de qué se trataba, encontró un pesado objeto metálico de forma cilíndrica y fundido en uno de sus extremos sobre el suelo. Miró los techos y descubrió que había caído del cielo y atravesado el tejado y dos plantas antes de detenerse en la superficie de su domicilio.

La cámara de seguridad doméstica que tenía Otero captó el accidente a las 14:34 hora local del pasado 8 de marzo. Exactamente cinco minutos antes, a las 14:29, el Comando Espacial de EE.UU. registró el reingreso atmosférico de desechos espaciales procedentes la Estación Espacial Internacional (EEI). En ese momento, según los datos, la trayectoria del objeto apuntaba hacia el Golfo de México, al cual se asoma Florida.

¿Fue lo que se estrelló contra la casa de Alejandro Otero una pieza de la EEI? Esa es la incógnita que trataran de descifrar los ingenieros del Centro Espacial Kennedy de la NASA, agencia que ya ha recogido los escombros para analizarlos «lo antes posible» con el propósito de determinar su origen, según informó un portavoz oficial.

La basura espacial, informó el Comando Espacial estadounidense, consistía en nueve baterías agotadas de la EEI unidas a una plataforma de carga que debía regresar a la Tierra de manera controlada. Debido a una serie de retrasos para desecharlas de manera segura, sin embargo, la NASA descartó en 2021 que las baterías de la estación pudieran emprender un reingreso guiado.

Aunque se estima que la mayor parte del material (cuya masa total era de 2,6 toneladas métricas) se quemó en la atmósfera, es habitual que restos de material espacial sobrevivan a la desintegración total y caigan sobre la Tierra, pero casi siempre de manera segura.

Reclamación

Las baterías eran propiedad de la NASA, pero estaban unidas a una plataforma lanzada por la agencia espacial japonesa.

Por el momento, Otero se encuentra a la espera del análisis de las piezas, con el que se tratará determinar a quien pertenecen. Una vez se sepa, Otero o su compañía de seguros iniciarán un proceso legal para reclamar el coste de los daños ocasionados en su vivienda al titular de los mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *