El peculiar superpoder que comparten los mejores jugadores de tenis y Fortnite

¿Tu mejor amigo siempre te machaca al tenis o al pádel? ¿Tu hijo siempre sale victorioso de sus partidas de Fornite? Más allá de las habilidades físicas requeridas para ganar en estos campos, podría existir un superpoder oculto detectado por un nuevo estudio, y que tiene que ver con la velocidad a la que el cerebro puede procesar las distintas señales visuales.

Se trataría de un don innato: quienes pueden ver más fotogramas o imágenes por segundo tendrían mayor capacidad de detectar o seguir objetos que se mueven con gran rapidez como las pelotas de tenis—. La habilidad se conoce como resolución temporal e influye en la velocidad de respuesta o reacción a los cambios y estímulos del entorno.

Los 6 colores de ojos más raros del mundo

Según recoge The Guardian, para este estudio, científicos del Trinity College Dublin seleccionaron a 80 hombres y mujeres de entre 18 y 35 años, que fueron sometidos a una prueba consistente en identificar el punto en el que una persona deja de percibir una luz parpadeante para parpadear y apreciarla como una luz constante o estática.

Su estudio, publicado en PLOS ONE, arroja un umbral muy variable. 

Los atletas de élite y los jugadores profesionales tendrían una resolución temporal visual superior al promedio

Las diferencias entre los participantes del experimento fueron notorias: algunos humanos veían la luz parpadear 35 veces por segundo y otras eran capaces de detectar destellos superiores a 60 veces por segundo.

Investigaciones previas destacan que los animales con alta resolución temporal tienen vidas aceleradas, como los depredadores. Por ejemplo, el halcón peregrino procesa 100 fotogramas visuales cada segundo. En humanos, hasta la fecha no se conocía la variación de esta capacidad entre personas de edades similares.

“Creemos que las personas que ven parpadeos a tasas más altas básicamente tienen acceso a un poco más de información visual por período de tiempo que las personas en el extremo inferior del espectro”, concluye el estudio. No es una experiencia subjetiva: algunas personas ven el mundo más rápido que otras. 

El estudio también encontró que la resolución temporal visual parecía ser relativamente estable a lo largo del tiempo dentro de los individuos y que apenas había diferencias entre hombres y mujeres. Datos anteriores revelan que el rasgo tiende a disminuir con el envejecimiento y a reducirse temporalmente tras un ejercicio intenso.

Quienes tiene este rasgo poseerían una ventaja intrínseca o innata a la hora de golpear una raqueta o jugar en un mundo virtual online, ya que la diferencia es notoria “en situaciones de alta velocidad en las que es posible que sea necesario localizar o rastrear objetos que se mueven rápidamente, como en los deportes de pelota, o situaciones en las que las escenas visuales cambian mucho”. 

“En este momento no sabemos mucho sobre de dónde proviene esta variación y con qué está conectada. Podría tener que ver con nuestros ojos o podría estar relacionado con el cerebro que filtra información”, concluye Clinton Haarlem, el principal autor del estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *