Los clientes se quejan del mal funcionamiento de la IA ‘Copilot’ y Microsoft responde: «Tienes que saber trabajar junto a ella»

La asociación que tienen OpenAI y Microsoft está saltando por
los aires cuando se trata de la IA de los de Redmond, ya que las
comparaciones son odiosas. Debido a su cercanía entre empresas,
donde una se apoya en la otra, los clientes que han probado
la IA de Microsoft, Copilot, están realmente molestos

sobre sus capacidades frente a lo que presentan sus socios con
ChatGPT, por ejemplo. ¿Y qué tiene que decir
Microsoft ante tanta crítica? Pues básicamente que los clientes que
critican a Copilot, según la propia Microsoft, es porque no saben
usarlo, básicamente.

Muchos dirán que Microsoft se está marcando un NVIDIA
con el conector 12VHPWR
con aquello de “es que los
usuarios no saben conectarlo”, y… Puede que el que piense esto no
vaya muy desencaminado, pero para poder comprobarlo, vamos a ver
cuáles son los problemas y qué soluciones aportan desde
Redmond.

Las comparaciones son odiosas: Copilot vs ChatGPT

ChatGPT-vs-Copilot

Desde la misma Microsoft, un empleado que no ha querido ser
nombrado y no ha autorizado dar su nombre por motivos obvios al
no tener permisos oficiales de la
compañía para hablar
de la organización ha dejado algunos
mensajes bastante preocupantes sobre lo que ve, escucha y lee sobre
Copilot:

“Cada vez que un cliente empieza a utilizarlo, empieza a
compararlo con ChatGPT y dice: ‘¿No estáis utilizando la misma
tecnología?”

Y es que los clientes se están quejando, cada vez más, de que
ChatGPT es una mejor herramienta como IA que Copilot. El empleado,
y otros compañeros que tampoco han querido desvelar sus nombres,
indican que la acogida de Copilot dentro de Microsoft para
sus clientes ha sido entre tibia y ligeramente
positiva.

Pero si ambas compañías, OpenAI y Microsoft, trabajan juntas y
se apoyan, ¿por qué hay tanta queja por parte de los clientes con
Copilot?

La base de los conocimientos determina la experiencia de los
clientes con Microsoft Copilot

Jared-Spataro

Decir que ChatGPT y Copilot son dos IA diferentes con propósitos
parecidos puede ser una evidencia para nosotros, pero no para el
público general, que solo ve la cooperación entre empresas y quiere
algo similar entre ambas IA.

Jared Spataro, Vicepresidente Corporativo de Inteligencia
Artificial de trabajo en Microsoft da algunos detalles sobre qué
está pasando entre Copilot y sus clientes. Según Spataro,
Copilot se basa en el modelo Azure OpenAI, es decir, tiene
una base de GPT
en la cual se basa también ChatGPT, pero
además, tiene capacidades
adicionales
.

El problema es la forma de trabajar. Copilot se basa en los
datos privados del usuario y clientes para ofrecer el apoyo y
ayuda. ChatGPT, en cambio, usa los datos de gran parte de Internet.
Por ello, el empleado de Microsoft desde las sombras da las claves,
controvertidas eso sí, sobre cuáles son los problemas:

“Es un copiloto, no un piloto automático, tienes que trabajar
junto a él. Si no haces la pregunta correcta, hará
todo lo posible por darte la respuesta correcta y puede llegar a
dar por hecho determinadas cosas. Los consumidores no entienden por
qué la versión “profesional” no ofrece respuestas tan
rápidas o precisas como la versión “web” de
Copilot.

Y es que la versión web de Copilot es mucho más parecida a
ChatGPT precisamente porque puede basarse en miles de millones de
datos, mientras que la versión interna para PC solo se basa en los
nuestros. Por tanto, internamente Microsoft piensa que son los
usuarios los que no están haciendo las preguntas correctas para que
Copilot pueda funcionar como se espera, al nivel de ChatGPT, pero,
¿realmente somos tan torpes en usar una IA tan simple?

Para Microsoft parece que sí, lo cual, creará más malestar entre
los clientes que usan Copilot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *