Las 4 claves del impulso de la inteligencia artificial en las instituciones de Estados Unidos

El pasado 28 de marzo, la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca de Estados Unidos aprobó el memorándum M-24-10 sobre la integración de la inteligencia artificial (IA) en la administración pública del país. El nuevo enfoque no solo busca la eficiencia y la mejora de los servicios gubernamentales sino también la aplicabilidad de la IA y su utilización en la gestión de riesgos.

El memorándum M-24-10 emitido por la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca marca un hito en la estrategia de Estados Unidos para integrar la inteligencia artificial (IA) en el gobierno federal. 

Este documento resalta el compromiso de la administración para aprovechar las oportunidades que presenta la IA, mientras se gestionan sus riesgos, en línea con la Ley de IA en el Gobierno de 2020, la Ley de Avance de la IA Americana y la Orden Ejecutiva 14110 sobre el Desarrollo Seguro, Seguro y Fiable de la IA.

En el siguiente artículo explicamos brevemente las claves más importantes para entender el nuevo documento y los objetivos de aplicar la IA en las instituciones públicas de Estados Unidos.

➡️ Te puede interesar: ¿Qué es un Director de Inteligencia Artificial? Un impulso seguro para empresas e instituciones

Gobernanza de la Inteligencia Artificial

Se establece la designación de un Director de Inteligencia Artificial (Chief Artificial Intelligence Officer, CAIO) en cada agencia dentro de los 60 días posteriores a la emisión del memorándum, destacando el papel crucial de este puesto en la coordinación y supervisión del uso de la IA dentro de las instituciones federales. 

Los DIA (o CAIO, en inglés) serán los responsables de implementar el memorándum y coordinar esfuerzos relacionados con la IA con otras agencias, resaltando la importancia de una gobernanza efectiva de la IA.

Innovación Responsable en Inteligencia Artificial

Las agencias deben desarrollar una estrategia empresarial para adoptar la IA de manera responsable, superando barreras técnicas, de infraestructura y de fuerza laboral. 

Este enfoque no solo busca la eficiencia y la mejora de los servicios gubernamentales, sino que también promueve el compartir y reutilizar modelos de IA, código y datos para facilitar la innovación dentro del gobierno.

➡️ Te puede interesar: Las claves para entender la ley de inteligencia artificial de la Unión Europea

Gestión de Riesgos de la Inteligencia Artificial

El documento subraya la necesidad de una gestión efectiva de los riesgos asociados con la IA, especialmente aquellos que afectan los derechos y la seguridad de la ciudadanía.

Establece prácticas mínimas de gestión de riesgos para aplicaciones de IA que impactan en estos aspectos, reforzando la idea de que, aunque la IA ofrece beneficios significativos, es crucial abordar los riesgos que conlleva su uso.

Alcance y Aplicabilidad de la Inteligencia Artificial

El memorándum se centra específicamente en los riesgos relacionados con la IA y su gobernanza e innovación, excluyendo sistemas de seguridad nacional y otros aspectos que no se relacionan directamente con la IA. 

Esto demuestra, por lo menos sobre el papel, un enfoque cuidadoso para no sobrepasar otras políticas federales mientras se promueve activamente el uso ético y responsable de la IA.

➡️ Te puede interesar: Inteligencia artificial y ciberdelincuencia: cuando la tecnología se convierte en arma

Implicaciones y conclusiones del nuevo plan gubernamental sobre la inteligencia artificial

La emisión del memorándum M-24-10 por la OMB de la Casa Blanca evidencia el enfoque progresista y cauteloso de Estados Unidos hacia la integración de la IA en sus instituciones.

Al designar Directores de Inteligencia Artificial en cada agencia y establecer directrices claras para la innovación responsable y la gestión de riesgos, el gobierno de Estados Unidos está sentando las bases para un futuro donde la tecnología de IA se utilice para mejorar la eficiencia gubernamental, al tiempo que se protegen los derechos y la seguridad de sus ciudadanos. 

Este documento no solo destaca el potencial de la IA para transformar las operaciones gubernamentales, sino que también refleja un compromiso con el liderazgo ético y estratégico en el uso de tecnologías avanzadas.

Si quieres saber más sobre la figura, responsabilidades y perfil que debería tener el Director de Inteligencia Artificial, haz clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *