Nuevo Samsung Galaxy M55: a por la gama media con potencia y una cámara selfie enorme

El fabricante coreano acaba de presentar uno de sus móviles más esperados de la gama media. De hecho, se trata del modelo más avanzado de su gama M, que representa a los móviles más asequibles de la marca. Dentro de estos es el modelo mejor equipado, y vaya si es así, ahora que hemos conocido todas sus características de manera oficial. Y es que Samsung ha lanzado el teléfono en algunos países, de momento no en España, y esto nos permite conocerlo todo acerca de él. Vamos a conocer la ficha técnica y todo lo que es capaz de ofrecernos este dispositivo.

Ficha técnica del Samsung Galaxy M55

Sin duda es un teléfono que destaca por una ficha técnica muy equilibrada, y donde brilla con luz propia el procesador que estrena. Este se trata de un Snapdragon 7 Gen 1, que es sin duda uno de los más solventes de su gama y nos garantiza un buen rendimiento en todas las facetas, desde las funciones más comunes, como navegar por Internet o redes sociales, a las más exigentes, como jugar a títulos más o menos potentes. Además, viene acompañado de hasta 8GB de memoria RAM y 256GB de almacenamiento interno, sin duda un importante combo de especificaciones de rendimiento. De esta forma Samsung deja atrás sus procesadores Exynos.

El nuevo Samsung Galaxy M55
El nuevo Samsung Galaxy M55 | Samsung

Samsung presume de que la pantalla de este teléfono tiene unos biseles muy finos, algo que es verdad que en las imágenes se aprecia, y que desde luego es algo a tener muy en cuenta en un dispositivo de gama media como este. La pantalla tiene un tamaño de 6.7 pulgadas, mientras que su resolución es Full HD+ y la tasa de refresco de 120Hz junto a un brillo bastante elevado de 1000 nits, que nos brindan unas imágenes nítidas, con mucho color y buen contraste, ya que hablamos de una tecnología AMOLED.

La cámara de fotos está a la altura, con tres sensores traseros. Este año se ha dejado atrás el sensor principal de 108 megapíxeles y se ha cambiado por otro de 50 megapíxeles. Los otros dos sensores permanecen inalterables, con un sensor ultra gran angular de 8 megapíxeles y otro macro de 2 megapíxeles. Delante la cámara de fotos para selfies es enorme, ya que cuenta con una resolución de nada menos que 50 megapíxeles, al mismo nivel que la cámara principal con la que cuenta este teléfono.

La de su predecesor ya era elevada, con 32 megapíxeles, pero esta gana por goleada, por lo que es un móvil con clara vocación juvenil, dada la importancia que se le da al sensor fontal. Incluso este teléfono viene con un modo de fotografía y vídeo muy interesante, que es capaz de combinar a la vez la imagen que capta la cámara delantera y también la trasera. Por último, cabe recordar que el sensor principal cuenta con un estabilizador óptico de imagen, que aumenta el detalle de las fotos.

La batería tiene una capacidad de 5000mAh, y su carga es de las más rápidas en un móvil de Samsung, con 45W, por lo que se puede cargar mucho más rápido. Se permite ciertos lujos, como el sensor de huellas integrado en la pantalla, y también cuenta con dos altavoces estéreo. De momento no llega a España, aunque lo hará pronto, su precio por ahora es de unos 530 euros al cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *