Los sencillos trucos que no conoces para controlar tu televisor desde el móvil

El móvil es una herramienta a la que es posible darle una gran cantidad de usos en España. Hay dispositivos que le pueden ayudar a convertirse en un estetoscopio, un metro láser o incluso una máquina para hacer ecografías. Sin embargo, el móvil también es capaz de sustituir a otros dispositivos por sí mismo, como el mando a distancia del televisor.

Y es que, en función del tipo de smartphone y del televisor que se tenga, es posible hacer que este sea capaz de controlar el televisor por completo. Esto puede ser de gran utilidad en caso de que el mando a distancia se pierda, se estropee o, simplemente, no se encuentre en ese momento.

Además, no importa que el televisor que se quiera controlar no tenga Android, ya que la mayoría de fabricantes lanzan su propia aplicación para poder controlar la Smart TV con solo conectarse a la misma red WiFi. En algunos casos, incluso es posible controlar otros dispositivos también.

App de Google TV

Si el televisor que se tiene en casa utiliza Android TV o Google TV, quiere decir que se puede controlar utilizando la aplicación de Google, pero con el requisito de que tanto  este como el móvil deben estar conectados a la misma red WiFi. Es necesario descargar Google TV desde Google Play, que está disponible de forma gratuita

Nada más abrirse, la aplicación buscará dispositivos cercanos, y mostrará si hay alguno disponible, ya que tendrán que sincronizarse entre sí con un código de 6 dígitos. Después, aparecerá un mando en el que se puede desde subir y bajar el volumen hasta invocar a Google Assistant en la Smart TV.

El nuevo mando de control de Google TV


El nuevo mando de control de Google TV

También es posible apagarla y encenderla, así como moverse por la interfaz sin problema. Prácticamente, la única diferencia con el mando real sean los números y los accesos directos que hay en algunos de ellos a servicios de streaming. Mientras se tenga la aplicación abierta, se podrá modificar el volumen del televisor con los botones de volumen del propio móvil.

Con infrarrojos

Aún siguen existiendo —por suerte— algunos móviles que llevan un puerto de infrarrojos situado en su borde superior, y esto abre la puerta a que el dispositivo pueda actuar como mando a distancia de casi cualquier aparato que utilice este tipo de conexión.

Mando infrarrojo


Mando infrarrojo

En estos casos, el problema suele ser la aplicación. En estos móviles, por lo general, ya viene incluida una app gracias a la cual es posible emparejar el mando con el televisor, un ventilador, o cualquier otro dispositivo, por lo que es muy útil. En caso de que no sea así, hay alternativas como Mi Remote o Sure Universal Remote que sirven en la mayoría de dispositivos.

Además, no es necesario que sea una Smart TV, ya que este método es compatible con televisores de plasma e incluso de tubo. Es un gran método para controlar el televisor, pero, en este caso, el infrarrojo siempre deberá apuntarse hacia el dispositivo.

App del fabricante

En caso de que se trate de un televisor inteligente que no tenga Android TV ni Google TV, pero que utilice otro sistema operativo, lo más habitual es que el propio fabricante cuente con una aplicación disponible en la tienda para poder controlar el dispositivo. Esta funcionará de la misma manera que la de Google TV.

En primer lugar, será necesario emparejar la Smart TV con el smartphone, y luego, desde este, se podrá acceder a un apartado para el televisor, donde se podrá encender o apagar y se mostrará el mando junto al resto de controles. En los televisores LG, que usan WebOS, la app que se necesita es LG ThinQ. En caso de las Smart TV de Samsung, que utilizan Tizen OS, la aplicación que se debe descargar es la de SmartThings.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *