¿Los japoneses van al colegio también el sábado? Todos nos preguntamos esto cuando jugamos por primera…

Creo que a todos nos chocó la primera vez que jugamos a un título de la saga Persona. Después de que el calendario nos haga asistir a clases de lunes a viernes llega el sábado y… no, no descansamos en nuestra residencia, sino que tenemos que volver otro día a clase. Ante esta sorpresa, la pregunta es clara: ¿de verdad los japoneses tienen seis días lectivos a la semana? ¿Puede haber un infierno mayor que ese?

Es una duda razonable, ya que el juego no lo destaca de ninguna forma, sino que surge de manera natural. Sin embargo, la respuesta no es tan fácil como un sí y un no. Y es que el país nipón tiene un largo historial con la semana de seis días a lo largo de su historia. De hecho, hasta la década de 1990, era común que la mayoría de las escuelas tuvieran clases de Lunes a Sábado, pero entre 1992 y 2002, el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología (MEXT) comenzó un periodo de transición hasta abandonar este horario e introducir el clásico de cinco días semanales, como el resto del mundo.

Pero los juegos de Persona se desarrollaron posteriormente a este periodo, ¿no? Entonces, ¿por qué siguen manteniendo este horario si además muestran una época contemporánea al desarrollo? La razón está en el sistema de educación japonés, que es algo más flexible en el ámbito privado. Esto permite a ciertos colegios e institutos, sobre todo los considerados de élite, continuar con la jornada tradicional de seis días que existía en el siglo XX si lo consideran necesario.

Situación actual: división entre instituciones públicas y privadas

De hecho, esta brecha entre la política pública y privada trajo en 2013 un nuevo debate sobre si se debía restaurar la jornada de seis días en todos los institutos, con una sorprendente aceptación por parte de la población, en algunos casos de más de la mitad de los encuestados. Sin embargo, priorizando la salud y el bienestar de los alumnos, se optó por no volver al antiguo sistema.

Pero ahí no acaba la cosa. Leyendo experiencias de personas familiarizadas con el sistema educativo japonés, se perciben ciertos aspectos culturales que no han cambiado en todo este tiempo. Aunque la asistencia no es obligatoria, muchos alumnos siguen usando el colegio los sábados para asistir a sus famosos clubs, actividades extraescolares y lugar de estudio. En ocasiones, incluso, he llegado a leer que es una práctica relativamente habitual ante la abundante ausencia parental por motivos laborales o incluso otros motivos.

En todo caso, lo más probable es que la implementación de los seis días lectivos en Persona se deba a estos dos motivos: el primero, facilitar más aún la mecánica de calendario del juego, de modo que podamos dedicar más tiempo a las relaciones sociales con los compañeros de instituto y de los distintos clubs. El segundo, creo que podría ser para plantear las escuelas a las que van nuestros alumnos como un poco más especiales, no siendo un colegio más, sino uno de élite. Esto se refleja mejor en Persona 3, en el que la localización del propio instituto y las personas que lo crearon reflejan un alto estatus social.

Persona 3 Instituto

En cualquier caso, las buenas noticias es que, para el común de los mortales japonés, ya no es habitual la semana lectiva de seis días. Aún así, esa cultura del sobresfuerzo japonés sigue estando muy presente en nuestros días y no solo en el ámbito educativo, sino también en el laboral, en el que el culto al trabajo y a la empresa sigue dominando a muchos de sus ciudadanos.

En 3DJuegos | La historia más triste de los videojuegos se encuentra escondida en este JRPG, y la he vuelto a revivir con Persona 3 Reload.

En 3DJuegos | “La grandeza no se difumina con el tiempo”, Atlus habla sobre los cambios introducidos en Persona 3 Reload y por qué es un juego vigente.

En 3DJuegos | Análisis de Persona 3 Reload. Este remake revive un clásico que cambió el JRPG para siempre y es la mejor manera de jugarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *