No te lo vas a creer, etiqueta B con 930 CV. Así es el más poderoso y salvaje Mercedes-AMG S 63 de BRABUS

La tecnología híbrida enchufable se está extendiendo como la pólvora por todas las versiones deportivas de la marca de la estrella. El Mercedes-AMG S 63 es uno de los ejemplos y el gran protagonista de la última adición al prestigioso catálogo de BRABUS, el preparador por excelencia de la firma alemana. El buque insignia, con permiso del más exclusivo AMG GT Berlina, se ha convertido en el BRABUS 930 y es una de las joyas de la corona del preparador.

Un sólo vistazo, desde el ángulo que quieras, es más que suficiente para darte cuenta de que no estás ante un Clase S AMG cualquiera. La lujosa berlina apuesta por una mayor discreción en el modelo de producción en serie, pero en esta propuesta del especialista en tuning, hace un verdadero alarde del uso de la fibra de carbono. Los marcos de la rediseñada parrilla Panamericana están fabricados con este sugerente material, al igual que los apliques decorativos que hacen ganar presencia a las grandes tomas de aire del paragolpes, el difusor trasero, los escapes y el fino spoiler sobre la tapa del maletero.

BRABUS 930

El interior del BRABUS 930 deslumbra en todos los sentidos, lujo, tecnología, acabado…

BRABUS 930, el nombre del Clase S más bruto y salvaje

BRABUS ha instalado unas llantas de aleación de 22 pulgadas de diámetro en unos neumáticos de alto rendimiento de 265/35 ZR 22 delante y de 295/30 ZR 22 detrás, llamando poderosamente la atención por du diseño en forma de plato. Pero si ves que sube demasiado la altura de la carrocería al suelo, ésta se puede reducir diez milímetros desde el módulo de la suspensión neumática.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Por dentro, el AMG S 63 apuesta por los mejores materiales presentando una configuración inédita que, muy difícilmente, encontrarás en el catálogo de Mercedes. El cuero acolchado de color azul viste todo el habitáculo, sin dejarse un palmo y contrastando con la fuerza de la fibra de carbono pulida en todo el salpicadero, volante y túnel de transmisión, cosido a mano y con una terminación de auténtico lujo, a la altura de unas prestaciones que superan los límites de la imaginación y la lógica.

El Mercedes Clase S AMG de BRABUS es un PHEV con 930 CV

BRABUS, como todos los preparadores que osan retocar la nueva generación de híbridos enchufables de Mercedes, respetan el tren de propulsión eléctrico, centrando todos sus esfuerzos en el motor de combustión. El V8 de 4.0 litros biturbo ha sido potenciado hasta los 740 CV gracias a dos turbocompresores de alto rendimiento, y junto a los 190 CV del motor eléctrico suma 930 CV y un par motor máximo de 1.510 Nm. Unas cifras con las que el S 63 es capaz de alcanzar los 290 km/h de velocidad punta y los 100 km/h en sólo 3,2 segundos.

Prestaciones brutales si tenemos en cuenta que la lujosa berlina arroja más de 2,6 toneladas en báscula. De risa como que dispone de la etiqueta energética B y un consumo medio de 4,4 l/100 km, a pesar del elevado peso y rendimiento. Sin embargo, la risa se apaga en el momento de saber que hacerte con uno de los 120 ejemplares disponibles cuesta la friolera de 480.000 euros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *