La NASA descifra el inteligible mensaje de ceros y unos que la Voyager 1 dio antes de apagarse

La NASA ha conseguido descifrar una señal enviada a la Tierra el 3 de marzo por su nave interestelar Voyager 1, tras meses sin datos de la veterana misión, que puede ayudar a restablecer comunicaciones.

Desde noviembre de 2023, la nave espacial Voyager 1 de la NASA ha estado enviando una señal de radio constante a la Tierra, pero la señal no contiene datos utilizables. La misión salió de la Tierra en 1977 y tras recorrer el Sistema Solar exterior se adentró en 2012 en el espacio interestelar, según Europa Press.

La fuente del problema parece estar en una de las tres computadoras a bordo, el subsistema de datos de vuelo (FDS), que es responsable de empaquetar los datos de ciencia e ingeniería antes de que la unidad de modulación de telemetría los envíe a la Tierra.

El 3 de marzo, el equipo de la misión Voyager vio actividad en una sección del FDS que difería del resto del flujo de datos ilegibles de la computadora. La nueva señal todavía no estaba en el formato utilizado por la Voyager 1 cuando el FDS funciona correctamente, por lo que el equipo inicialmente no estaba seguro de qué hacer con ella. 

Pero un ingeniero de la Red de Espacio Profundo (DSN) de la agencia, que opera las antenas de radio que se comunican tanto con las Voyager como con otras naves espaciales que viajan a la Luna y más allá, pudo decodificar la nueva señal y descubrió que contiene una lectura de toda la memoria del FDS.

La memoria FDS incluye su código o instrucciones sobre qué hacer, así como variables o valores utilizados en el código que pueden cambiar según los comandos o el estado de la nave espacial. También contiene datos científicos o de ingeniería para el enlace descendente. El equipo comparará esta lectura con la que apareció antes de que surgiera el problema y buscará discrepancias en el código y las variables para encontrar potencialmente el origen del problema actual, informa la NASA.

Esta nueva señal fue el resultado de un comando enviado a la Voyager 1 el 1 de marzo. Llamado “empujón” por el equipo, el comando está destinado a solicitar suavemente al FDS que pruebe diferentes secuencias en su paquete de software en caso de que el problema pueda resolverse yendo alrededor de una sección corrupta.

Cada comunicación tarda 22,5 horas en recorrer el espacio

Debido a que la Voyager 1 está a más de 24 mil millones de kilómetros de la Tierra, una señal de radio tarda 22,5 horas en llegar a la nave espacial y otras 22,5 horas para que la respuesta de la sonda llegue a las antenas en tierra. Entonces, el equipo recibió los resultados del comando el 3 de marzo. El 7 de marzo, los ingenieros comenzaron a trabajar para decodificar los datos y el 10 de marzo determinaron que contiene una lectura de memoria.

El equipo está analizando la lectura. Usar esa información para idear una posible solución e intentar ponerla en práctica llevará tiempo, según la NASA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *