Canadá ha encontrado la manera de dar energía a miles de hogares: las alcantarillas de la ciudad

Se trata de una apuesta en firme para llevar energía y calor a miles de hogares

Las alcantarillas de nuestras ciudades no son explotadas de una manera especial cuando realmente tienen bastante potencial

Habitualmente creemos que las alcantarillas de nuestras ciudades son un lugar sucio y calamitoso en el que no merece mucho la pena adentrarse. Tenemos razón, pero también tienen un potencial bastante sorprendente debido a las condiciones especiales que rodean este tipo de construcciones. Las cloacas llevan construyéndose durante milenios y podrían tener un potencial sorprendente que a menudo dejamos olvidado. Ahora, un equipo canadiense parece tener la clave para generar energía de una manera sorprendente y podría darle una utilidad oculta a este tipo de infraestructuras.

Para ello hay que trasladarse a Vancouver, una ciudad con un objetivo muy claro: que todas las fuentes de calor de la ciudad sean de energía renovable para el año 2030, por lo que la energía térmica juega un papel fundamental.

Directos a las alcantarillas

En False Creek, un barrio de la populosa ciudad de Vancouver, han encontrado una manera bastante original de sacar partido a las aguas residuales para usarlas como una fuente de energía renovable. En este caso, el objetivo es calentar los hogares de miles de personas utilizando el agua de las alcantarillas y se ha logrado con una eficiencia superior al 300% tal y como señalan desde un artículo de la BBC.

Debemos tener en cuenta que la ciudad de Vancouver lleva a cabo un gran esfuerzo por descarbonizar su día a día. El agua caliente, el aire acondicionado y la calefacción suelen ser emisores directos de gases de efecto invernadero y buena parte del porcentaje que se emite a la atmósfera cada día proviene de esta fuente. Así, su objetivo es frenarlo tan rápido como sea posible.

Por ello, se intenta evitar el problema con este desarrollo tecnológico tan interesante. Utilizan un centro de energía para captar el calor de las aguas residuales antes de que lleguen al centro de tratamiento de residuos y se recupera para enviar el calor a través de una red de tuberías de aproximadamente ocho kilómetros de extensión proveyendo de calor a un barrio entero de Vancouver. Paradójicamente, estas aguas suelen mantener una temperatura estable de 20º, la temperatura óptima para la vida según un estudio.

Si se extrapolan los datos, se cree que aplicándolo de manera global se podrían calentar millones de hogares anualmente en todo el mundo, al menos mientras la ciencia y la tecnología siguen en su camino para hacernos olvidar a los radiadores. El principal problema está en la infraestructura, ya que no todas las ciudades están preparadas para algo de este estilo.

En resumidas cuentas:

  • En False Creek, un barrio de Vancouver, utilizan el calor de las aguas residuales como fuente de energía renovable.
  • Esto les permite calentar los hogares y obtener agua caliente y tiene una eficiencia superior al 300%.
  • El agua caliente, el aire acondicionado y la calefacción son emisores directos de gases de efecto invernadero a la atmósfera.
  • De esta manera, se puede mitigar el problema con un centro de energía que capta el calor de las aguas residuales y permite que se utilicen antes de que lleguen a las plantas de tratamiento de residuos.
  • El calor recuperado se distribuye a los edificios a través de una red de tuberías.
  • Extrapolando el experimento, el calor de las aguas residuales podría servir para calentar millones de hogares anualmente en todo el mundo.

Para estar siempre al día con lo último en tecnología, suscríbete a nuestro canal oficial y verificado de Andro4all en WhatsApp.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *