Alba Téllez, física aragonesa en París: “La inteligencia artificial nunca va a sustituir la expresión del artista”

Alba Téllez nació con el siglo XXI, en el año 2000, y después de haberse graduado en la carrera de Físicas en la Universidad de Zaragoza, lleva dos años en Francia inmersa en el estudio y la práctica de la inteligencia artificial, datos y sistemas en la Université Paris Dauphine-PSL. Tiene muy claro que el futuro del mundo pasa por “controlar la inteligencia artificial”, la nueva filosofía que cambia el mundo, los datos y los sistemas. Pero como buena retratista, defiende que este mecanismo “nunca va a sustituir la expresión del artista, aunque facilitará las cosas en 3D”.

La historia de esta zaragozana es la de muchos jóvenes aragoneses universitarios cuya formación los ha llevado fuera de su tierra, a los países de la Unión Europea o Estados Unidos, desde donde añoran regresar para encontrar algunas empresas que los contrate (en esos países o en España) o puedan decantarse por la tesis doctoral en la Universidad de Zaragoza.

Antes de convertirse en una viajera por la Unión Europea (antes de ir a Francia hizo un curso de Erasmus en Suecia y luego otro master sobre física fundamental en la École Normale Superieure en París), Alba Téllez recuerda que con sus compañeros de la Facultad de Físicas ganaron en segundo curso el premio Physicaton de la Universidad de Zaragoza, tras solucionar un problema que tardaron dos días en resolver sin apenas dormir. Luego también recibió la Medalla de Oro en un concurso internacional de ingeniería genética al que se presentaron en otro grupo para la competición de iGEM (International Genetically Engineered Machine) y se dedicaban al modelado.

Con ese curriculum universitario, la física zaragozana relata que lo singular de su master es que la mitad del día estudia y la otra cumple un contrato de alternancia sobre Data Scientist en la empresa Magic Lemp. “La inteligencia artificial está muy ligada a la física estadística y a las matemáticas. Pero no siempre es fiable porque no es la panacea y tiene que tener un control de los resultados y una explicación detrás”, define sus principios.

Por eso, Alba detalla que aunque sea una solución “muy potente” en lo que queda del siglo XXI deben usarlas bajo esa vigilancia humana. “En la física puede aplicarse en modelados y simulación, en el tratamiento del lenguaje natural que sirve para solucionar ecuaciones y diferenciales”, apunta, y por eso reconoce que “la inteligencia artificial es por y para la física”.

Un retrato de la artista zaragozana Juan Téllez (nombre artístico).
Un retrato de la artista zaragozana Juan Téllez (nombre artístico).
Heraldo.es

Una retratista grabada en el metro de París 

Entre sus posibilidades, ella defiende su afición como una buena retratista que se dedica también a hacer ilustraciones desde su niñez. De hecho, llegó a participar en una exposición en la sede central de Ibercaja dentro del colectivo Zeta de Zaragoza y, a través de ellos, acaba de grabar un corto en el metro de París con su compañero Gaspar Bonaldi, que se dedica a hacer documentales. “Organicé el documental para que se notara que hay ansiedad y movimiento. Lo captó y él le dio la forma. Era la manera de dar a conocer la ilustración y que se conozca tanto en París como en Zaragoza”, explica.

Allí va recitando un poema de los miembros de este grupo Zeta y Juana Téllez (nombre artístico) les dedicó una ilustración que aparece. Así defiende que el poema adquiere una dimensión cinematográfica. “En el retrato quería contar la historia de dos personas y en el poema se hablaba de angustia y agobio en una ciudad con muchos sonidos. Por eso es un hombre que sujeta una bola (como la que hay en Zaragoza en la plaza del Pilar) y le susurra a otro hombre que está con los ojos tapados y no quiere escucharle por el bullicio de la ciudad. Eso lo transmite París, con su gentío y siempre moviéndose. Es lo que me transmite esa ciudad y más con el gentío en el metro”, relata el contenido del corto.

Un retrato de Juan Téllez.
Un retrato de Juan Téllez.
Heraldo

El talento y ¿futuro? en Zaragoza

A la hora de definir su futuro, Alba reconoce que en los últimos tiempos ve movimientos en Zaragoza y siempre que hace algo fuera “siempre está dirigido hacia mi ciudad”. “Me encantaría que tanto mi trabajo, arte y estudio fuera en Zaragoza, cogiendo ideas fuera y aplicarlas allí porque es estupenda y con gente joven muy buena. Hay muchas  ganas y talento joven, que debería potenciarlo desde el Gobierno de Aragón dándole alas para que Zaragoza sea un referente”, sostiene la física desde la capital de Francia.

Como una de las posibilidades de futuro es emprender el doctorado en la Universidad de Zaragoza tiene claro que lo trataría sobre la inteligencia artificial y el tratamiento del lenguaje. “Tengo que probar si esa información es fiable o no porque está entrando en las administraciones. Hay que intentar poner las máximas herramientas y controles para que haya un compromiso con las ciencias. Es para que sea fiable para la gente y no solo una caja negra”, detalla Alba Téllez.

Retrato de la artista zaragozana Juan Téllez.
Retrato de la artista zaragozana Juan Téllez.

Heraldo

Para definir cómo va a influir la inteligencia artificial en el futuro, la física aragonesa reconoce que “va a cambiar muchos puestos de trabajo, pero no se puede hacer sin control porque los resultados son nefastos”. “Hay que conocer los límites para mejorarlos, saber lo que ofrece y así obtener dar un producto fiable. También saber cuándo hay que usarla y cuando no. Se usan muchas técnicas y el aprendizaje automático hay que conocer para qué utilizarla”, proclama.

Tiene claro la joven aragonesa que hace falta “un compromiso de los gobiernos para la regularización fuerte de las empresas dedicadas a la inteligencia artificial, para que sea fiable y potente”. “No todo lo que dice es correcto o falso, sino que se trata de una herramienta para las traducciones automáticas, de las que se extraen conclusiones válidas”, sostiene. “Pero no hay que sustituir a los periodistas con este sistema”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *