¿Cómo ha impactado la inteligencia artificial generativa en la economía?

Inteligencia artificial

Esta tecnología transformadora tiene un gran impacto, más allá de la generación de contenidos, en áreas como las finanzas, el sector financiero, el energético, la industria farmacéutica o los servicios públicos

Actualmente es muy común oír hablar de inteligencia artificial generativa y de todos los beneficios que ofrecen herramientas como ChatGPT para los profesionales. Sin embargo, esta tecnología tiene aplicaciones más allá de la creación de contenidos.

Es el caso de sectores como el financiero, el energético, la industria farmacéutica o los servicios públicos. Áreas de la economía que también están empezando a verse interpeladas por esta cuarta revolución industrial en la que estamos inmersos.

“2023 será recordado como el año en el que la IA Generativa empezó a cambiarlo todo. Estamos viendo un aumento significativo en la adopción de esta tecnología en una variedad de industrias, porque la IA generativa no solo se limita a plataformas de creación de texto, sino que es una tecnología versátil que puede transformar la forma en la que las empresas operan y capaz de acelerar la economía mundial”, explica Jose Antonio Rocha, Director de Digital Business Process de Entelgy.

La inteligencia artificial generativa ya no es un concepto futurista. Es una realidad actual que transforma industrias, multiplica la productividad y crea un mundo de nuevas posibilidades. Estas son algunas de sus más recientes aplicaciones.

Estrategias de inversión personalizadas

La inteligencia artificial generativa está revolucionando el sector de los servicios financieros, permitiendo por ejemplo proporcionar estrategias de inversión personalizadas. Al analizar grandes cantidades de datos financieros, los algoritmos pueden comprender en tiempo real las preferencias individuales, la tolerancia al riesgo y las tendencias del mercado.

Esto permite la creación de carteras de inversión a medida, optimizando los rendimientos para los clientes. Los beneficios son dobles: los clientes experimentan mejores resultados financieros, y las instituciones financieras mejoran la satisfacción y la fidelidad del cliente.

Mantenimiento predictivo para infraestructuras

En el sector de servicios energéticos, la IAG desempeña un papel fundamental en el mantenimiento predictivo. Al monitorizar continuamente equipos e infraestructuras, sus algoritmos pueden prever posibles fallos antes de que ocurran.

Este enfoque proactivo minimiza el tiempo de inactividad, reduce los costes de mantenimiento y garantiza la disponibilidad y resiliencia de las infraestructuras energéticas críticas. En consecuencia, las compañías de energía pueden operar de manera más eficiente, proporcionando un suministro de energía estable y sostenible a los consumidores.

Aceleración del descubrimiento de medicamentos

La IAG también está acelerando el descubrimiento de medicamentos en la farmacéutica. Al analizar datos biológicos y simular interacciones moleculares, los algoritmos de Inteligencia Artificial Generativa identifican posibles potenciales medicamentos más rápidamente que los métodos tradicionales.

Esto no sólo acelera el proceso de desarrollo de medicamentos, sino que también reduce los costes asociados con la investigación y el desarrollo. Adicionalmente, esta tecnología permitirá un salto cuántico en el descubrimiento de soluciones farmacéuticas innovadoras a los continuos desafíos de salud de la población en el mundo.

Servicios públicos optimizados para los ciudadanos

Los gobiernos pueden empezar a aprovechar el enorme potencial que ofrece la IAG para mejorar los servicios a los ciudadanos. Así, los chatbots impulsados por esta tecnología se están utilizando para dar asistencia instantánea y personalizada a los ciudadanos.

Desde responder preguntas sobre servicios públicos, hasta guiar a los usuarios a través de complejos procesos burocráticos, estos chatbots simplifican las interacciones, mejorando la experiencia general del ciudadano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *