Claves para mejorar la red wifi de tu negocio

CONECTIVIDAD

Una red wifi que ofrezca una mala cobertura puede causar problemas a la hora de desarrollar los procesos de trabajo de un negocio. Por eso es bueno conocer las claves que permiten mejorar la conectividad.

Las redes wifi son una estructura básica para cualquier negocio ya que el acceso internet se hace indispensable para acceder a las herramientas de la nube, usar el email, realizar comunicaciones, acceder a información de valor o realizar todo tipo de gestiones. Por eso es necesario que la red wifi que uses en tu empresa ofrezca un servicio de calidad que no sea un lastre para los procesos de trabajo.

Algunas herramientas sirven para optimizar la señal de una red wifi. Realizan análisis sobre la intensidad de la señal y buscan aquellos canales con mejor tráfico y que sufren menos interferencias. También existen una serie de pautas realmente útiles que cualquier usuario puede aplicar para optimizar la señal de una red wifi.

Una buena red wifi es imprescindible para que las tareas se realicen de manera fluida y no se produzcan retrasos ni interrupciones que pueden afectar a la productividad. Estas son las claves que debes seguir para que tu señal wifi siempre esté a pleno rendimiento en tu negocio y sea accesible para tus empleados en el lugar de trabajo sin ningún tipo de problema. También es un servicio que se puede ofrecer a los clientes de tus establecimiento a modo de cortesía y para mejorar su experiencia.

Evita los obstáculos

Es importante que no existan muchas barreras físicas que dificulten el paso de las ondas que emiten los puntos de acceso. Pueden ser muebles, paredes o cualquier elemento arquitectónico. Cada obstáculo hará que la cobertura sea peor. Además, materiales como el metal de una instalación de fontanería pueden debilitar en mayor medida la señal. En la actualidad los diseños de espacios de trabajo tienen en cuenta este tipo de aspectos.

Las ondas que propagan el wifi van perdiendo fuerza si encuentran resistencia a lo largo de su camino. Esto puede producir que existan determinados puntos negros donde la conectividad es nula. Por eso es importante contar con locales diáfanos para conseguir que la señal llegue a todas partes sin problemas.

Detecta todos los dispositivos conectados

Cada vez más dispositivos se conectan a la red wifi pudiendo causar su saturación. Desde los televisores hasta los asistentes virtuales ofrecen servicios que se desarrollan a través de internet. Para conseguir una mayor calidad en la cobertura es necesario conocer cuantos equipos están usando la conexión y configurarlos para que usen otro canal que no sea el que se usa para el desarrollo de tu actividad de negocio. Para obtener este tipo de información se pueden usar herramientas que funcionan como un escáner wifi.

Localiza las posibles fuentes de interferencias

Otros equipos que se pueden encontrar de manera habitual en los espacios de trabajo no usan wifi pero sí que emiten frecuencias de radio similares como el bluetooth o los infrarrojos. Estamos hablando de aparatos como cámaras, altavoces o estaciones de energía.

La mejor solución para evitar estas problemas es crear un diseño del espacio alternativo para evitar que se produzcan las interferencias. Los equipos se pueden reubicar en otros emplazamientos o se puede recolocar el punto de acceso para evitar este tipo de situaciones.

Refuerza la instalación

Cuando el espacio es demasiado grande puede ser necesario invertir algo más en la infraestructura para proporcionar la cobertura necesaria en cualquier punto donde sea necesario trabajar. Una de las alternativas más habituales es colocar repetidores en puntos estratégicos. También cabe la posibilidad de de adquirir un router más potente o instalar otro punto de acceso que ofrezca el servicio necesario en los lugares a los que no llega la señal wifi.

Una de las opciones más aconsejables para cuando las dimensiones sean muy grandes es establecer lo que se conoce como red wifi mesh. Se trata de una configuración en la que existe un router como estación base y otros puntos de acceso que funcionan como satélites. Estas estructuras es la que se usa en negocios como hoteles o grandes superficies comerciales.

Esto no complica para nada la experiencia del usuario ya que siempre capta una red única. En caso de que algún nodo caiga el dispositivo el flujo de datos se redirigirán hasta el dispositivo que no tendrá que decidir a que punto conectarse como sucede con los repetidores. De esta manera se consiguen evitar los microcortes y el tráfico se distribuye de manera fluida e inteligente.

Estas son las medidas que puedes tomar para mejorar la red wifi de tu negocio. En algunos casos tan sólo se requiere de una planificación estratégica del espacio para evitar obstáculos, interferencias o conexiones indebidas de dispositivos. Resulta especialmente útil elaborar un mapa wifi donde señalar el nivel de conectividad de cada zona del espacio de trabajo. Esto ayudará a que tomes las decisiones adecuadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *