6GHz aportará grandes beneficios a la sociedad con las normas adecuadas
  • Javier Domínguez Lacasa

  • Roberto Rodríguez Dorrego

Telefónica Alemania ha probado recientemente la banda superior de 6 GHz en su red utilizando un emplazamiento existente en Stuttgart, con resultados muy interesantes que demuestran las buenas características de propagación de la banda en entornos reales, y su gran valor potencial para mejorar la conectividad tanto en interiores como en exteriores. Son muy buenas noticias para los usuarios de servicios digitales, pero cualquier ganancia material dependerá de que los operadores móviles puedan utilizar la banda en las condiciones adecuadas.

La identificación de la banda superior de 6 GHz (6425 – 7125 MHz) para servicios móviles se debatirá en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2023 (CMR-23) que comienza la próxima semana. Telefónica pide a los reguladores que tomen medidas, identificando la banda para Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT) y fomentando así el desarrollo de ecosistemas de equipos de usuario final y de red.

Los resultados de las pruebas son excelentes

Durante las pruebas se alcanzaron velocidades pico de descarga de 3 Gbps utilizando un ancho de banda de solo 100 MHz en la banda superior de 6 GHz. Incluso en el borde de la célula, a 500 metros de la azotea donde se situaba el emplazamiento, se obtuvieron 0,5 Gbps en exteriores. En toda la cobertura de la célula, la velocidad media de descarga en exteriores fue de casi 2 Gbps. También se probó la cobertura en interiores a 200 metros de distancia del emplazamiento obteniéndose velocidades de descarga muy altas, de 1,7 Gbps.

De estos resultados se pueden extraer dos conclusiones muy relevantes.

  • La banda de 6 GHz puede desplegarse eficientemente en emplazamientos existentes para ampliar la capacidad de la red, igualando la cobertura de 3,5 GHz y beneficiando tanto a los usuarios residenciales como a los empresariales con una calidad de red que no sería sencillo proporcionar de otra manera una vez se congestione el espectro de 3,5 GHz.
  • La calidad del servicio en interiores es mejor de lo que se esperaba. Las bandas de frecuencias más altas no se propagan tan bien como las más bajas, pero los avances tecnológicos han permitido lograr una experiencia muy buena también en interiores. Poder disponer de la banda 6 GHz beneficiaría a muchos clientes que dependen de su conexión móvil para conectarse en interiores en espacios públicos, oficinas o incluso en hogares sin banda ancha fija.

Unas condiciones excesivamente restrictivas podrían comprometer el valor de la banda

Sin embargo, todas estas ventajas no se materializarán a menos que la banda esté disponible sin limitaciones artificiales de potencia. Cualesquiera que sean las condiciones técnicas que se impongan en la CMR-23, a nivel nacional o regional, no deben impedir el uso eficiente de la banda de 6 GHz desde emplazamientos en azoteas para proporcionar una cobertura de área amplia.

El debate sobre la banda superior de 6 GHz (6425 – 7125 MHz) en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2023, que comienza el 20 de noviembre, se centrará en las condiciones técnicas de los despliegues de IMT para proteger de interferencias a los servicios satelitales que usan la banda. Los reguladores deben evitar una sobreprotección de los satélites que limitaría la cobertura y el rendimiento de la banda de 6 GHz.

La UE también ha anunciado, por otro lado, que tras la conferencia evaluará las posibilidades de compartición de la banda entre 5G y WiFi. La prueba de Telefónica Alemania muestra claramente el alcance de la cobertura en interiores de 6 GHz en las redes móviles, proporcionando altas velocidades de descarga que dificultan el uso de WiFi en la misma frecuencia y ubicación que el 5G. Cualquier restricción de potencia destinada a reducir la penetración en interiores y acomodar el WiFi daría lugar a un deterioro de los servicios, afectando a la capacidad y el rendimiento de la banda, por lo que debería analizarse detenidamente.


Desde nuestro punto de vista, los resultados de las pruebas realizadas por Telefónica Alemania apuntan en una dirección clara: la banda superior de 6 GHz beneficiará a la sociedad digital facilitando la evolución de 5G y permitiendo la provisión de servicios de conectividad más rápidos y fiables, tanto en interiores como en exteriores. Sería una oportunidad perdida si esos beneficios no se materializaran debido a restricciones innecesarias impuestas para sobreproteger los servicios por satélite existentes o para intentar hacer sitio al uso no licenciado en interiores, sin un análisis coste-beneficio.

Lo más leído en la última semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *