Un experto de la AEMET desbarata la nueva herramienta del tiempo de Google

Google está de estreno: gracias a su nueva herramienta de inteligencia artificial (IA), GraphCast, será posible tener un pronóstico meteorológico más rápido y preciso, hasta con diez días de antelación. El modelo GraphCast está basado en aprendizaje automático y, según sus responsables, de la empresa DeepMind, “supera significamente” a los sistemas tradicionales y sirve, además, para ofrecer alertas más tempranas sobre fenómenos meteorológicos extremos.

La revista Science ha publicado los detalles del nuevo sistema, que predice decenas de variables meteorológicas a 10 días en todo el planeta en menos de un minuto. Explica que GraphCast -con código abierto- “da un importante paso adelante en la IA para la predicción meteorológica, ofreciendo pronósticos más precisos y eficientes, y abriendo caminos para respaldar la toma de decisiones críticas”, señalan los autores, entre los que se encuentran los españoles Álvaro Sánchez González y Ferran Alet.

En la actualidad, los pronósticos generalmente se basan en lo que se denomina predicción meteorológica numérica (NWP, por sus siglas en inglés), que comienza con ecuaciones físicas cuidadosamente definidas que luego se traducen en algoritmos ejecutados en supercomputadoras.

Aunque este método tradicional ha sido un “triunfo de la ciencia y la ingeniería”, diseñar las ecuaciones y los algoritmos lleva mucho tiempo, exige gran experiencia y costosos ordenadores para conseguir pronósticos precisos, explica en su blog DeepMind, que defiende que el aprendizaje profundo ofrece un enfoque diferente. Se trata, agrega, de usar datos en lugar de ecuaciones físicas para crear un sistema de pronóstico del tiempo.

Sin embargo, este anuncio a bombo y plantillo, que ha generado una importante ola en las redes sociales, tiene algunas precisiones que, por ejemplo, ha puesto de manifiesto J. J. González Alemán, doctor en Física e investigador en ciclones, dinámica y modelización atmosférica y cambio climático en la AEMET, la Agencia Estatal de Meteorología.

“Efectivamente, han demostrado impresionantes mejoras y es un gran trabajo. Pero NO es cierto que sea haya convertido en el mejor modelo del mundo”, afirma sobre lo nuevo de Google Deep Mind. “Está muy lejos de serlo, al contrario de lo que se está diciendo. No lo han probado. Los modelos actuales basado en la física aún están muy muy por delante, y aún queda para rato”, sostiene.

“De momento, en el corto y medio plazo, la IA viene a la meteorología para mejorar los modelos ya existentes, ser más eficientes, productivos, precisos y afinar mejor la incertidumbre. Pero no reemplazará los sistemas actuales. A largo plazo (~30 años) estaría por ver…”, añade. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *