El nuevo depósito de tormentas del Saler, de 957 m3, estará acabado en el mes de marzo

València, 12 nov (EFE).- El nuevo depósito de tormentas del Saler, en València, que tendrá una capacidad de 957 metros cúbicos de agua de lluvia y regulará el paso hacia la estación depuradora, estará acabado en el mes de marzo.

La infraestructura evitará los vertidos contaminantes al lago de la Albufera y prevendrá posibles inundaciones en época de lluvias intensas, según la alcaldesa de València, María José Catalá, que ha visitado la marcha de las obras, que están a un 40 % de ejecución.

Con un coste de 2,18 millones de euros, el depósito recogerá la primera agua de lluvia, que es la más contaminante porque contiene la suciedad acumulada en el asfalto y en la calle, y regulará su paso hacia la estación depuradora.

Es el primero de los dos tanques de tormentas que hay previstos en el Saler, con el objetivo de evitar vertidos contaminantes al lago de la Albufera y al mar y que servirán para evitar inundaciones y regular las lluvias intensas en una ciudad con episodios torrenciales.

Las obras del tanque de tormentas han obligado a desmontar la pérgola y la fuente ornamental existente sobre la infraestructura y está previsto que, a medida que avancen las obras, se reurbanice de nuevo el jardín superior.

Por ello, se ha programado la reposición de la pérgola y del parque, la colocación de bancos y la ejecución de macizos ajardinados.

El Ayuntamiento tiene planificados otros ocho tanques de tormentas en la ciudad, que estarán ubicados en la Malva-rosa, la calle de Ibiza, la Alameda, el Huerto de San Valero, Padre Tomás de Montañana, el Grau, Natzaret y un segundo en El Saler. EFE

im.eb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *