Conozca cómo es el proceso de formación en Educación Integral de la Sexualidad para docentes

Según Coromoto Sánchez, docente y coordinadora de los programas de formación de Cenamec, más de 13.000 docentes se han formado en Educación Integral de la Sexualidad.

Caracas. Pese a que el Ministerio de Educación publicó a través de una resolución, el 5 de febrero de 2021, en la Gaceta No. 42.063, la incorporación de la Educación Integral de la Sexualidad (EIS), así como regular los procesos para orientar a los niños, niñas y adolescentes en el Subsistema de Educación Básica, es poco lo que se sabe con respecto al lugar donde se forman los docentes interesados en el tema.

El equipo de Crónica.Uno visitó la sede del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de la Ciencia (Cenamec), ubicada dentro de la sede principal del Ministerio de Educación, para conocer cómo funciona este proceso de formación.

Coromoto Sánchez, docente y coordinadora de los programas de formación de Cenamec sostuvo que los educadores interesados deben postularse a través de los centros de desarrollo, conocidos anteriormente como Zonas Educativas.

Tenemos una organización territorial. En cada estado hay un tutor que hace articulación con los jefes de división de cada centro de desarrollo y nosotros preparamos flyers y abrimos procesos de inscripción que, depende del territorio, se hace o no, de forma manual, dijo.

Las convocatorias se hacen a través de redes sociales de Cenamec, como Twitter, Facebook e Instagram.

Educación Integral de la Sexualidad
Foto: cortesía Fondo de Población de Naciones Unidas
Las formaciones

En alianza con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Cenamec ofrece dos modalidades: una, que tiene una duración de cinco semanas y se hace desde Telegram, y otra desde la Universidad Nacional Experimental del Magisterio, cuya duración es de aproximadamente dos años.

La docente Coromoto Sánchez explicó que la modalidad vista por Telegram es enseñada desde la parte pedagógica. Es el área más elemental en la que se dan conceptos, conocimiento de leyes, derechos sexuales y reproductivos y contenidos elementales, indicó.

Aunque la formación por Telegram es mayormente virtual, también se incluye la parte presencial. Esa parte presencial es muchos más motivacional porque cuentan sus experiencias en aula.

Resaltó que existen educadores que no tienen teléfonos inteligentes, conectividad o luz, por lo que la presencialidad siempre es una opción.

Sobre todo estados como Amazonas, Bolívar y ese tipo de estados, se trata de implementar la modalidad presencial, ratificó.

En cambio, en la formación en el área universitaria, la formación es vista desde el campo de la investigación. En ambas modalidades se hace un pre test, para saber qué conocimientos tiene el docente y un post test, al finalizar la especialización.

Cristian Pulido, una educadora que finalizó su formación en el módulo por Telegram, contó que entre los factores positivos está la flexibilidad de los tiempos.

De esa forma el docente no se siente atado, ni con culpas si por alguna razón se pierde un día de clases, dijo.

La resolución

Hasta ahora hemos formado más de 13.000 docentes, contabilizó Sánchez en cuanto a los educadores formados dentro de las escuelas y comunidades.

Afirmó que, aunque las respuestas por parte de los docentes que se especializan en Educación Integral de la Sexualidad, han sido positivas, algunos educadores temen enseñar algunos contenidos porque les da pena, no saben llegar al estudiante, o temen meterse en problemas porque gracias a la desinformación, hay quienes tienen una idea equivocada de la materia.

Con respecto a las informaciones que publicaron organizaciones que fijaron una postura en contra de la enseñanza de la materia en los centros educativos, la coordinadora de los programas de formación de Cenamec, indicó que la respuesta por parte de quienes ya conocen el programa resulta positiva, por lo que poco a poco se logró cambiar el concepto erróneo que se tiene en torno al tema.

De igual forma, desmintió que el programa incluya la entrega de preservativos.

Nosotros no tenemos que ver con relaciones sexuales, ni nada de eso. Solo con el área de prevención. Inclusive, han dicho que les damos condones a los adolescentes y no es cierto, insistió.

Añadió que debe hacerse una evaluación para saber qué se imparte en las aulas. De esta forma se podrá determianr qué se necesita actualizar, pues el programa data del año 2018.

Nosotros no hablamos de sexting, ni otros peligros que pueden encontrar en la vida. Por eso damos las herramientas para que los docentes sepan cómo orientar a los estudiantes, padres, y ayudar al encontrarse con este tipo de cosas. No podemos tapar el sol con un dedo. Esto es la vida, dijo.

Educación Integral de la Sexualidad
Foto: cortesía Fondo de Población de Naciones Unidas
Los puntos con más inquietudes

Cuando yo estaba en edad escolar, tú no hablabas de sexo, ni de nada que tuviera que ver con el órgano reproductor masculino o femenino. Solo cuando llegabas a octavo grado, en una materia llamada educación para la salud. Lo malo es que para ese momento, procesos como el primer período en las niñas, así como otros cambios en los niños, ya habían ocurrido, contó Cristian Pulido, una docente que culminó el proceso de formación por Telegram.

A su juicio, existen muchos temas que se han vuelto tabú en las aulas, pese a ser naturales porque no se hablan.

Por esa razón, las dudas más frecuentes entre sus compañeros de aula, fueron referentes a temas como sexualidad, identidad de género, así como formas de ayudar a los estudiantes víctimas de algún tipo de acoso.

Todos los docentes deberían estar formados para poder orientar a los estudiantes de la manera correcta, que sepan las rutas que deben tomarse en cuenta si algún estudiante necesita ser apoyado de forma pertinente, e ir más allá, propuso la educadora de 47 años.

Uno de sus temas favoritos fue el de proyecto de vida porque, a su juicio, forma fundamental de la prevención y planificación.

Eso se trata en sexto grado. Pero debería hacerse antes, para que el docente haga un plan en el que el proyecto sea tan importante, que el estudiante pueda irlo trabajando poco a poco, por etapas y pueda madurar de forma responsable. No que solo forme parte de una nota, subrayó.

La coordinadora de los programas de formación de Cenamec enfatizó que los educadores que se forman en EIS, muestran preocupación por llevar el contenido visto a las aulas.

Expresan la necesidad de llevar los contenidos por el teme de la violencia, el bullying cibernético que le hacen a los jóvenes a través de redes sociales, así como prevención de enfermedades de transmisión sexual, indicó.

Lea también:

#EnClaves | Mitos y verdades de la educación sexual integral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *