Presidente de la Cámara Baja propone inusual acuerdo de gasto provisional

WASHINGTON — Menos de dos meses después de evitar un “cierre” de sus servicios públicos por falta de una nueva ley de presupuesto, Estados Unidos se acerca otra vez a un impasse.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mike Johnson, dio a conocer su propuesta para evitar un cierre parcial del gobierno mediante la ampliación de la financiación de algunas agencias y programas hasta el 19 de enero y la continuación de la financiación para otros hasta el 2 de febrero.

El enfoque es inusual para un proyecto de ley de gasto provisional. Por lo general, los legisladores amplían la financiación hasta una fecha determinada para todos los programas. Johnson optó por este enfoque combinado, respondiendo así a las preocupaciones de los legisladores del Partido Republicano, que querían evitar que se les presentara un proyecto de ley de gasto masivo justo antes de las vacaciones.

“Esta resolución continuada en dos fases es un proyecto de ley necesario para colocar a los republicanos de la Cámara de Representantes en la mejor posición para luchar por las victorias conservadoras”, dijo Johnson en un comunicado tras hablar con los legisladores del Partido Republicano en una conferencia telefónica el sábado por la tarde.

Proyectos de gastos de Biden

El proyecto de ley excluye la financiación solicitada por el presidente Joe Biden para Israel, Ucrania y la frontera de Estados Unidos con México.

Los conservadores de línea dura, normalmente reacios a apoyar medidas temporales de gasto de cualquier tipo, habían indicado que darían a Johnson cierto margen de maniobra para aprobar una ley, conocida como resolución continua, que diera al Congreso más tiempo para negociar un acuerdo a largo plazo.

Pero algunos se mostraron críticos en sus reacciones tras la conferencia telefónica.

“Mi oposición a la resolución continua que acaba de anunciar el presidente del @HouseGOP no puede ser exagerada”, tuiteó el congresista Chip Roy, republicano por Texas, en X. “Financiar gastos y políticas a nivel Pelosi durante 75 días —para futuras promesas”.

Casa Blanca crítica propuesta

Mientras tanto, la Casa Blanca criticó el plan al catalogarlo como “poco serio”, inviable y una amenaza a la seguridad nacional y los programas internos.

“Esta propuesta es sólo una receta para más caos republicano y más cierres por completo”, dijo la secretaria de prensa Karine Jean-Pierre, señalando la oposición de miembros de ambos partidos. “Los republicanos de la Cámara de Representantes deben dejar de perder el tiempo con sus propias divisiones políticas, hacer su trabajo y laborar de manera bipartidista para evitar un cierre”, dijo la funcionaria demócrata.

Un documento que explica la propuesta de Johnson a los republicanos de la Cámara de Representantes, señala que la financiación de cuatro proyectos de ley de gastos se extenderá hasta el 19 de enero. Los programas para veteranos y los proyectos de ley sobre transporte, vivienda, agricultura y energía formarán parte de esa prórroga.

El documento enviado a los legisladores republicanos y al personal clave afirma que Johnson heredó un desastre presupuestario. Asumió el cargo hace menos de tres semanas e inmediatamente comenzó a considerar los proyectos de ley de asignaciones a través del orden regular.

Sin embargo, a pocos días de un cierre, ahora se requiere una resolución continua.

El fantasma de un “shutdown”, como se conoce en Estados Unidos a esta parálisis presupuestal, vuelve a acechar.

FUENTE: Con información de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *