Mirando al cielo. El manto de la Tierra y los restos de otro planeta.

El profesor de Astronomía en la Universidad de Mayores de la Universidad Politécnica de Cartagena, Juan Pedro Gómez, nos habla de los hallazgos que indican esta teoría.

Nuestro colaborador nos habla de la hipótesis planteada por el geólogo chino Qian Yuan y un equipo internacional de investigadores, que sugiere que dos masas gigantescas, localizadas bajo África occidental y el océano Pacífico a una profundidad de aproximadamente 2.900 kilómetros, podrían ser fragmentos de un cuerpo celeste primitivo.

Hace millones de años, un cuerpo celeste del tamaño de Marte, conocido como Tea, chocó con la Tierra y los fragmentos resultantes se agruparon para dar origen a la Luna. Ahora se cree que parte de esos fragmentos podrían haber quedado también dentro del manto terrestre. 


Temas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *