El director de Sonic Frontiers cree que los mods son el enemigo

Lo ha desvelado durante una entrevista sobre el tercer DLC gratuito de Sonic Frontiers.

Sonic Frontiers es el último juego en 3D del reconocido erizo de SEGA.

El mundo de los mods es especialmente particular. La comunidad de PC está especialmente acostumbrada a jugar los juegos con modificaciones que en muchos casos son curiosas, útiles, o ambas cosas al mismo tiempo, aunque en consolas es verdad que no es algo que esté especialmente generalizado. Los desarrolladores saben esto perfectamente, y por eso compañías como Bethesda incluyen soporte nativo para mods, como es el caso del que llegará próximamente a Starfield, pero también existen otros equipos que los tratan como si fueran una perdición para nuestro sector.

En los últimos tiempos hemos visto demasiados casos de este estilo, con diferentes directivos ofreciendo declaraciones incendiarias a este respecto, diciendo que pueden ser incluso peligrosos para sus títulos. En este caso hemos conocido una entrevista concedida por Morio Kishimoto, director de Sonic Frontiers, a la reconocida revista Famitsu, en la cual señala que consideran que la comunidad de mods son sus “enemigos”, aunque no hace falta levantar las antorchas, porque lo dice en el buen sentido.

Un enemigo a batir

Sonic Frontiers recientemente lanzó su tercer contenido DLC, el cual es totalmente gratuito, y en principio la mencionada entrevista se centraba en este contenido descargable, pero Kishimoto terminó por hablar del reto que supuso la comunidad de mods en el desarrollo del mismo.

La cultura ‘mod’ que florece en el extranjero también fue un rival. Hay usuarios muy hábiles en el extranjero, y lo que pensábamos hacer como fan service resultó ser un ‘ya está hecho’.

Culminó esta declaración con la siguiente frase: “Si los clientes llegan tan lejos, vamos a ir aún más allá de sus expectativas”, dejando así claro que más que ver a los mods como un enemigo que deben destruir, lo sienten como una prueba más que deben superar.

Esto por supuesto no es malo en absoluto. La comunidad de mods tiene muchas cosas positivas y negativas, pero la realidad es que potencia la competitividad dentro del sector, haciendo que el desarrollador deba esforzarse más para poder superar a sus propios usuarios. Por esto muchos equipos tienden a tomarse mal la presencia de mods para su título, pero parece que este no es el caso de los desarrolladores de Sonic Frontiers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *