Así he convertido mi Apple Watch Ultra en un segundo iPhone

He conseguido que mi Apple Watch Ultra sea mi segundo iPhone gracias a mi iPhone 15 Pro Max.

El Apple Watch Ultra de Apple

Desde que tengo el iPhone 15 Pro Max lo quiero llevar sin funda. Uno de sus aspectos más destacados es sin duda su pequeño nuevo diseño que hace que los bordes sean más redondeados y su nuevo material, el titanio, hace que sea muy agradable de usar sin funda y con una sola mano. Por no hablar de su peso, que es otro de los alicientes a querer usarlo de esta forma.

Con este artículo no quiero llevar ni incitar a nadie a llevar su iPhone sin funda, pero sí quiero exponer mi experiencia de como eso me ha llevado a aprovechar más de mi Apple Watch Ultra al usarlo en esos casos en los que el iPhone no es estrictamente necesario como ir al gimnasio, ir a dar un paseo, etc. En esos casos, el Apple Watch es la mejor opción.

Mi intención era llevar el iPhone sin funda, pero yendo con cuidado. Y eso pasaba por ponérsela y quitársela según la circunstancia. Y eso no lo quería hacer. Es por eso que pensé en transformar mi Apple Watch Ultra en un “segundo iPhone” y usarlo en su lugar dejando el iPhone en casa.

Todo lo necesario lo tiene el Apple Watch

Aunque el Apple Watch no es un sustituto del iPhone, lo cierto es que sí que cuenta con lo necesario para que en ciertas ocasiones pueda ser independiente del iPhone. Sobre todo si cuenta con conexión LTE, como es el caso del Apple Watch Ultra. Cuenta con la posibilidad de conectar los AirPods, de guardar música, de escuchar podcasts y de poder tener algunas de las aplicaciones del iPhone. Todo en la muñeca.

Interior de mi Apple Watch Ultra

Así se ve mi Apple Watch Ultra

Así que me senté con calma y transferí mi lista de Apple Music más importante a mi Apple Watch. Instalé mi app de podcast favorita. Ordené la vista de aplicaciones. Y, por último, adapté la esfera Modular Ultra para poder ver de un vistazo toda la información que necesito. Esta esfera puede tener hasta 7 complicaciones, lo que permite tener la información del tiempo, actividad, tareas… desde un mismo lugar.

Si voy al gimnasio o a dar una vuelta, no necesito el iPhone. Porque no necesito hacer scroll en X (formalmente conocida como Twitter) o Instagram. Lo único que realmente necesito es mi música o podcast, poder estar comunicado por lo que pueda pasar y mi aplicación de entrenamiento de confianza, Gentler Streak.

Supliendo la mayor carencia del Apple Watch gracias a la app de Atajos

Aunque el Apple Watch tiene todo lo que necesito para poder dejar el iPhone en casa en las situaciones expuestas, tiene una gran carencia: no tiene una aplicación nativa de WhatsApp. Lo sé. Lo sé. Hay algunas alternativas de terceros, pero cualquier persona cuidadosa con sus datos, no creo que se atreva a probar suerte con alguna de ellas.

Botón de acción de mi Apple Watch Ultra

Botón de acción de mi Apple Watch Ultra

Es por eso que gracias a la app de Atajos del iPhone creé un atajo que me permite enviar mensajes por WhatsApp a los contactos de la agenda. Ese atajo lo tengo puesto en el botón de acción para un mejor acceso y me permite escribir un mensaje y acto seguido elegir el contacto al que se lo quiero enviar.

Gracias al LTE del Apple Watch, recibo los mensajes que me envían por WhatsApp y puedo contestarlos desde el Centro de Notificaciones del reloj de forma fácil. Lo que a veces hago es dejar los mensajes ahí para poder responderlos con más celeridad o para cuando quiero enviar un mensaje aunque no siga el hilo de la conversación.

¿Puede el Apple Watch sustituir al iPhone?

Depende. Sí y no. ¿Puede sustituir al iPhone en ciertas ocasiones? . ¿Puede funcionar como un dispositivo totalmente independiente? No. Y ese es en realidad el quid de la cuestión. El Apple Watch no pretende alejarte del iPhone, sino de que no sientas que lo necesitas en todo momento.

Hay ciertas ocasiones en las que el iPhone no es necesario. Como he dicho, no es necesario para ir al gimnasio si tienes el Apple Watch bien configurado. No lo necesitas si sales a dar un paseo de una hora, por ejemplo. Sigues estando conectado (si tiene LTE) y tienes lo que es realmente importante en tu muñeca.

En definitiva, así es como he conseguido aprovechar mucho más mi Apple Watch Ultra gracias al iPhone 15 Pro Max. Eso sí, no creo que hubiera sido posible sin su batería, que está rindiendo muy bien pese al tiempo que el reloj está conectado a los datos móviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *