Cadena perpetua para peruano que asesinó y enterró cuerpo de su pareja hondureña en casa de su abuela en Carabayllo
Novio asesino de turista durmió con su cadáver por 9 días | ATV / Al estilo Juliana

En un juicio histórico en Reino Unido, el peruano Jorge Alfredo Minaya Garay, de 46 años, fue condenado a cadena perpetua por asesinar a su novia Karla Xiomara Zelaya Godoy, de la misma edad, cuando ambos se encontraban de vacaciones en Perú.

Este lugar es un testimonio vivo de la rica historia natural del país y su conexión con el mar.

Te puede interesar: Desierto de Ocucaje: un tesoro paleontológico que albergó al Perucetus colossus, el animal más pesado de la Tierra

Según reportó el medio Daily Mail Online, el pasado 28 de julio, Minaya Garay fue encarcelado de por vida con una pena mínima de 17 años al comprobarse que sí mató, el 22 de setiembre del 2022, a su pareja de nacionalidad hondureña-española, a quien luego enterró en la casa de su abuela que vive en Carabayllo.

Esto se descubrió gracias al hermano de la víctima Erick Zelaya, luego de que consiguiera que el ahora sentenciado revelara en donde había enterrado el cuerpo de la víctima. Todo quedó registrado en un audio donde se escucha la conversación de ambos.

“Yo he llamado a la Policía ahora y le he dicho que lo he puesto en tal sitio, en un lugar ahí donde vive mi abuela. Ahí mi abuela vive en un terreno, ahí lo puse. Me siento terrible. Estoy arrepentido de todo lo que ha pasado. No sé, no sé qué ha pasado. No tengo cara para ver a nadie”, se escucha decir a Minaya en el audio difundido por Panamericana Tv.

De acuerdo a lo comunicado por el fiscal Philip Bennetts al comienzo del juicio, el peruano cometió el crimen influenciado por los celos, ya que Karla Zelaya planeaba recortar sus vacaciones y partir de Perú en busca de visitar a su hija que se encontraba con su padre en España.

Te puede interesar: El impacto y legado de Francisco Lombardi en la industria cinematográfica peruana

Se conoció que la pareja empezó su relación en el 2021 y que comenzaron a vivir juntos en abril de ese año. El 12 de septiembre del año pasado, volaron a España. Es allí que la tía de la víctima, Silvia Meza, escucha que Zelaya Godoy estaba molesta porque su exesposo la había amenazado con “quitarle” a su hija de 10 años.

Karla Zelaya, turista hondureña asesinada en Perú, en su último viaje al Perú

Karla Zelaya, turista hondureña asesinada en Perú, en su último viaje al Perú

Tres días después, el 15 de septiembre, la pareja partió de Madrid hacia Lima, donde pasaron su tiempo visitando a la familia de Garay y luego fueron hasta Cusco, en donde aprovecharon para conocer Machu Picchu.

Te puede interesar: Reportan ataques de “seres extraños” en varias zonas de la Amazonía peruana: “Lo he baleado dos veces y no cae”

Además, Bennetts le dijo al jurado “no hay duda de que este acusado mató a su entonces pareja Karla Godoy”. En tanto, el juez Jeremy Johnson manifestó que el culpable estaba “consumido por los celos” cuando asesinó a su pareja.

Por su parte, Edmund Burge KC, defensa del asesino, alegó que, si bien Garay aceptó que había matado a su novia, fue en una pelea “espontánea” y negó que tuviera la intención de asesinarla o causarle un daño realmente grave mientras se defendía.

“No hay nada en su pasado que sugiera que tenía la intención de que la noche del día terminara de la manera que lo hizo”, dijo a la corte. “Esta ofensa es tan horrible para él como lo es para la familia de la Sra. Godoy. Fue completamente fuera de lugar. Está realmente arrepentido por lo que ha hecho”, agregó.

Asimismo, se reveló que el peruano no prestó declaración en su juicio, por lo que el jurado lo declaró culpable por unanimidad después de deliberaciones que duraron poco más de siete horas.

Trascendió que el hermano de la víctima asistió a la audiencia de sentencia desde Honduras a través de un enlace de video. “Cuando perdí a mi hermana, perdí una parte de mí”, dijo en una declaración escrita ante el tribunal. También estuvieron presentes testigos de Perú, Honduras y Valencia, ya sea de manera presencial o virtual.

El juicio se llevó a cabo en el Reino Unido gracias a la Ley de Abuso Doméstico de 2021, que permite a los tribunales de Inglaterra y Gales juzgar casos en los que los delitos se cometieron en el extranjero pero por alguien residente en el mencionado Estado soberano ubicado al noroeste de la Europa Continental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *